jueves, 30 de octubre de 2014

Fantasía Mexicana: Entre la Vida y la Muerte




"Fantasía Mexicana: Entre la Vida y la Muerte"
Acuarela de Pedro N. Sacristán 
2011.



En el silencio de la pintura, en violenta poesía llena de vida, caos y color, ésta acuarela expresa la virtud de ser mexicano en presente, pasado y futuro, un ser ideal inmerso en una realidad que supera toda ficción.
¿Es el mexicano del siglo XXI menos fantástico que todo lo que se desprende de su imaginación, que todo aquello tan terrible pero también sublime y hermoso que lo ha formado, su propia historia, sus vivencias cotidianas y los mitos que permanecen como susurros debajo de la piel en el sueño y la vigilia?

En el corazón del universo donde convergen los cuatro rumbos, en una ciudad sobre otra ciudad y ésta que sueña sobre una laguna, dormida en el terremoto de su abrazo y sus pechos volcánicos, ahí habita el mexicano, un ser fantástico.
La espiral del tiempo se congela en el espacio para mostrarnos la sucesión del día y la noche, los dioses, glifos y templos, el choque de dos mundos hace 500 años, hace sólo un momento, tal es el milagro del arte.




"Cipactli - Cocodrilo" detalle.


Un técpatl ataviado como el dios del viento Ehécatl - Quetzalcóatl ocupa la parte central de la composición y divide la escena por la mitad, se trata de un cuchillo de pedernal utilizado por los mexicas para el sacrificio humano, pero que también se transformaba en deidad una vez que se le daba un rostro al que le añadían dientes y ojos de pedernal y obsidiana.
Éste fue hallado en la Ofrenda 125 al pie del Templo Mayor y se exhibe actualmente en el museo del mismo nombre; el cuchillo cubierto con piel de mono araña está sobre una base de copal en forma de pirámide trunca, lleva cuentas de piedra verde, orejeras curvas, un punzón de auto sacrificio y el ehecaicóxcatl pectoral de caracol cortado de Quetzalcóatl.




"Miquiztli - Muerte" detalle.


El técpatl separa la vida y la muerte como si se tratase de una elección, aunque ambas son una misma cosa, pues en el México prehispánico vida y muerte son una sola entidad; del lado izquierdo está Mictlantecuhtli dios de la muerte y detrás de él se ve un fragmento del tzompantli un adoratorio que representa el mundo de los muertos, junto a su mano está el glifo “miquiztli" - muerte, después "cipactli" - cocodrilo, "ehécatl" - viento, "calli" - casa  y "xóchitl" - flor. Del lado derecho está Quetzalcóatl dios creador, del bien y de las artes, detrás de él se alzan las ruinas del Templo Mayor y a lo lejos, en el horizonte, las torres de la Catedral Metropolitana con sus remates en forma de campanas. Arriba el cielo se rompe en el amanecer, pareciese explotar dejando la noche atrás como el final de un sueño del que se está a punto de despertar.




"Ehécatl - Viento" detalle.


En la parte de abajo se encuentra Tlaltecuhtli la diosa de la tierra, ella lo sostiene todo y sus garras parecen querer aferrarse a la vida, la muerte y los vestigios de sangre del técpatl.
Los mexicas creían que el universo había sido formado a partir del cuerpo de Tlaltecuhtli que se desgarró en un acto creador de los dioses, formándose así el cosmos con la parte superior de su cuerpo y la tierra con la parte inferior, aquí he expresado su dualidad por medio de los colores blanco y negro, la tierra como madre dadora del sustento y como la devoradora que se alimenta de todo lo que muere para dar la vida de nuevo.




"Tlaltecuhtli" detalle.


Ni mexicas ni españoles, somos el resultado de una inculturación en ambos sentidos, seres ideales, macehuales merecidos por la sangre de los dioses, inmersos en este tiempo circular donde la vida y la muerte se funden, lo real y lo fantástico, en esta maravillosa ciudad donde el tiempo y el espacio dibujan una flor cósmica de cuatro pétalos y el eco de la guerra aún resuena entre las piedras de los templos y las iglesias, donde los misterios del pasado duermen en la oscuridad de la laguna que se agita bajo nuestros pies mientras vivimos a la espera del Nahui Ollin el sol de terremotos.




Pedro Sacristán
Artista Plástico





*Fantasía Mexicana: Entre la Vida y la Muerte fue publicado en el póster de Gaceta Cariátide Brevedades Literarias Año 2 Num. 4 Primavera 2012 y en la portada del disco "Renacer" de Antidoping en septiembre de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada